21 mayo 2006

Aumenta represión policíaca y social en Santiago de Cuba


Santiago de Cuba, mayo - El mes de abril se caracterizó por un alza en los niveles represivos a nivel provincial, no sólo contra la oposición política, sino también contra otros sectores de la población civil.

En el municipio cabecera fueron varios los opositores interceptados en plena vía pública despojados de documentos, artículos personales y otros objetos considerados subversivos. Entre los detenidos se encuentran Juan A. Rodríguez Betancourt, presidente del Partido Fraternal Republicano; Mirtha Pérez Gomero, vicepresidenta de la organización femenina Elena Mederos, y también fue objeto de amenazas el Ing. Luís Jorge Alfaro Núñez, promotor del Proyecto Varela en el poblado de Cubitas.

En San Luis, fueron citados entre el 13 y el 17 de abril 550 jóvenes por condiciones predelictivas, y 16 opositores. A todos se le recogieron muestras de ADN, y se les tomaron fotos y demás generales. Algunos opositores fueron golpeados, como es el caso de Henry Estiu y Guillermo Rivero. Por su parte, Ramón Roque y Roberto González fueron multados a 300 y 330 pesos, respectivamente.

En Palma Soriano, el 21 de abril fueron citados 40 jóvenes, para el central Dos Ríos, entre los que se encontraba el activista para los derechos humanos, Froilán González Pizón. Allí fueron amenazados de ser llevados a prisión, ya que muchos de estos jóvenes tienen antecedentes penales, por el Capitán Rolando Chatmam Castañeda y los oficiales de la Seguridad del Estado, conocidos por Yoan y Chago. También estos jóvenes fueron catalogados de matadores de vacas, y basura social, ya que no tienen trabajo. A todos se les llenó un acta de advertencia.

Durante el mes de abril también estuvieron a la orden del día los actos de repudio y de reafirmación revolucionaria, en los CDR sitos en la calle 17 y Camilo Cienfuegos y Camilo Cienfuegos y Primero de Mayo, en Palma Soriano. En la cuadra de este último CDR vive Juana M. Mustafá, hermana del preso político Jesús Mustafá Felipe.

Los actos estuvieron dirigidos por el coordinador de la zona de los CDR, Bárbaro Hernández, quien manifestó públicamente que los cederistas quedaban autorizados para caerles a palos a los varelistas y contra revolucionarios. En el acto fue galardonado con reconocimiento público el ciudadano Pablo Mendoza, alias Paquico, por su contribución con las autoridades palmeras. Paquico ha cumplido dos sanciones carcelarias, una de cuatro años de privación de libertad por robo con fuerza y otra de siete por cultivo y posesión de marihuana. (Manuel Salinas Espinosa, APLO)